La vida cambió radicalmente cuando la pandemia del COVID-19 llegó y arrasó con las rutinas. Atemorizada de salir de las casas y contagiarse con el virus, la gente dejó de hacer sus actividades regulares, incluyendo hacer compras en supermercados, tiendas departamentales, de abarrotes y mercados. En América Latina se tiene el registro que los primeros meses de la pandemia hubo un aumento de 13 millones de usuarios utilizando el e-commerce, lo que significó que dos de cada diez usuarios utilizaron las aplicaciones por primera vez.

 

¿Por qué la gente empezó a hacer compras online?

Las trasferencias de banco y el uso de la tarjeta está teniendo mayor aceptación por parte de los navegantes de la web, haciéndolo parte de su cibercultura. Los consumidores descubrieron las ventajas del comercio electrónico como rapidez y confiabilidad.

Cuando llegó la pandemia, muchas empresas adoptaron nuevas formas de ofrecer sus productos o servicios, como vender a través de las redes sociales. En lugar de continuar con sus modelos tradicionales, las empresas empezaron a cada vez más en las aplicaciones, que varían de un sector a otro. Sin embargo, las empresas no tienen una sola respuesta sobre cómo lidiar con el coronavirus.

Se registró un mayor tránsito de usuarios ofreciendo información para tener acceso a los servicios de empresas grandes como Uber Eats, Amazon, MercadoLibre, y Shein. Los consumidores también se entusiasmaron con aplicaciones locales que se usan para hacer llegar pedidos de comida, ropa o calzado hasta de segunda mano, servicio de despensas o paquetería, a medida que estos cibernautas empezaron a acostumbrarse a comprar en línea y recibir servicios seguros, rápidos y confiables.

¿Desventajas de esta forma de consumir por la pandemia?

Desgraciadamente, por mucho tiempo las compras por internet fueron devaluadas por muchos usuarios. Algunos habían vivido fraudes o el pago de comisiones o intereses considerados como elevados o abusivos, en envíos dentro y fuera del país. (Los casos se relacionaron con la paquetería y otros con el interés de la misma plataforma en donde se hizo el consumo). Además, los pagos generados suelen hacerse con tarjetas de crédito y eso genera ansiedad en los consumidores por las deudas que se puedan generar a mediano y largo plazo. Como respuesta, los expertos dicen que se debe de hacer uso moderado de las tarjetas de crédito que se tienen al alcance, y de ser posible utilizar mejor tarjetas de débito en las que el pago se hace directamente en el momento.

Con la aparición del coronavirus, el mundo está viviendo una etapa de desestabilización. Aunque las ventas en línea permitan mantener una distancia moderada y evitar el uso del efectivo que podría propagar el virus, siguen existiendo dudas sobre los beneficios que puedan venir con las compras por internet. Sin embargo, los usuarios que ya están acostumbrados están compartiendo tips para nuevos internautas. Los compradores experimentados están recomendado que los novatos que compran online se aseguren qué su distribuidor es confiable, que tenga buenos comentarios, evidencia en foto o video de sus productos. Igualmente, los han instruido en hacer compras pequeñas para ir adquiriendo confianza y escoger las mejores opciones.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Adaptado al español por Rafael Prieto)



The post América Latina y el aumento de las ventas por internet a causa de la pandemia appeared first on Zenger News.